martes, 22 de marzo de 2011

Olvidar...no equivaldrá nunca a perdonar

¡Saluudos a todos los blogeros que visitan hoy este blog y me complacen leyendo esta entrada!, de antemano agradezco, como siempre...me parece, a todos ustedes que me mantienen animada para seguir en esto de la escritura,jeje, gracias por todos los comentarios, ok, sin salirnos mucho del tema, mmm... digamos que sentí esta idea venir a mi cabeza y pues hela aquí plasmada :), espero que les guste, quizá, debo admitir que una parte de lo que escribió vonhellstaker me inspiró en la parte de olvidar, en fin, dejémoslo en que es algo salido gracias a él, ja, ja, ok, aquí empiezan:


¿Qué si he tratado de olvidarte?

¿Qué si he querido olvidarte?...olvidarte, una pregunta interesante, ¿sabes?, el olvidarte se ha vuelto una rutina para mí, es decir, no es que todos los días mi memoria falle y recuerde que ahora comparto mi vida contigo, sino que, todos los días me repito que tengo que dejarte, pero es que, el solo pensarlo me hace sentir algún tipo de pesadez mental, me hace sentir llana y anonada, no sé qué es lo que hallas hecho conmigo, pero, en cualquiera de las soluciones, siempre me encontraría encerrada en mil pensamientos complejos con códigos que solo tú podrías decodificar, pero, no puedo decir eso de mi en estos momentos, sabes bien que me tienes atada, soy el eslabón débil de esta cadena que formaron nuestras vidas, la cadena que apresa mi vida, yo sé que al tenerte, al estar cerca de ti mi alma no vuela porque la encierras en una jaula donde no puede expresar lo que pienso, lo que quiero,<< no hay cambios ¿o sí?>>, me sigo preguntando noche tras noche, ¿Cuándo es que te voy a dejar?, ¿Cuándo es que por fin te voy a poder olvidar?, pero es que, olvidarte sería como olvidarme a mí misma, más bien la pregunta sería: ¿Qué sería de mi si te olvidase?, ¿no lo has llegado a pensar así de menos una vez?, tú tienes bien en cuenta que te has llevado contigo mi presencia, mi ser, la única yo, ahora estoy amoldada a tu personalidad, a tus costumbres, que si invitaste a la vecina a cenar, o que si no llegaste a la casa a dormir porque estabas con una “amiga” en un bar, en el cual te llenaste al tope de bebidas y te quedaste por ahí tendido, no sé qué es lo que hago a tu lado, pero es el contexto de esto lo que me impide olvidarte, no soy lo suficientemente fuerte como para permitir que quien ha reconstruido sobre mis cimientos una vida falseada de ilusiones los quemé así de repente y me obligue a reiniciar una vida que no sé cómo manejar ahora; aun con eso en mente cada día en el trabajo, en los almuerzos, en el baño mientras me doy un regaderazo, en cualquier momento que encuentro libre para respirar de ti me digo que tengo que encontrar la fuerza para salir de esta locura, yo no sé tú que pienses de nuestra vida cariño, pero por mí, la mía esta resumida de una manera que solo tú y yo podremos comprender, porque sabemos que ya no vivimos, o por lo menos yo, amor, yo solo sobrevivo, me has estado matando lentamente y ahora esperas mi deceso, ¿no es así?, sin embargo, la pregunta inicial fue si alguna vez había pretendido olvidarte… muy bien, ahora sabes que sí lo he hecho, que lo he pensado, pero de una u otra forma no lo podría hacer, me tienes apresada dulzura, tus manos me estrangulan, ¿qué si he tratado de olvidarte?, ¡oh vaya que lo he intentado!, sin embargo, como todo intento, siempre he fallado, pero pues, podríamos dejar de fingir por una vez y decir lo que se ha enterrado en los silencios que hay cada que nos vamos a acostar, ¿no lo crees?, pero, en fin, tu  puedes juzgar ahora por lo que te digo si de verdad lo he intentado o si solo ha sido un esfuerzo frívolo, por lo cual, yo regresaré al inicio, querido, ¿Alguna vez has intentado TÚ, mi raptor enmascarado, olvidarte de mí? Porque ahora sabes que lo que yo he hecho, sin embargo, yo no puedo predecir tus pensamientos…dímelo con la misma rudeza que siempre me hablas cada que me ves con otro sujeto, mírame a los ojos y responde la pregunta: ¿Me has tratado de olvidar?...ja, ja, olvidarme, interesante que es tu respuesta, un silencio acogedor que esconde muchas cosas que sé que son mentiras…

No lo encuentras?, deberías de buscar por aquí