viernes, 24 de junio de 2011

Un paso adelante o... quizás uno hacia atrás

Hola, hola a todos los lectores, muy bien, hoy escribí... bueno, mejor escrito: escribí* una muy pequeña historia de un amor que se dividió con el tiempo, es como estilo la tragedia general de los enamorados, yo no sé que piensen ustedes, pero espero les agrade, espero un comentario :D, y sino quieren pues, no hay problema, en fin, se los dejo, disfruten, un besote y un abrazo, tengan una linda semana, (lo que queda xD)


Terminaron las clases, salí del salón, busqué rastros de ti, al final, nunca te encontré, es tan horrible ver la lluvia caer sobre la ventana si no estás aquí para abrazarme mientras el frío me hace temblar, como aquel día en que desapareciste, aquellas palabras me hicieron también temblar, el aroma del invierno, que viene en tus pasos al caminar me hacían sentir como un tempano en medio del océano pero mi corazón siempre se mantenía cálido para ti; eras tan transparente como el agua simple, y sí, eras agua simple, nunca tuviste un sabor, nunca tuviste un olor ni un color propio, siempre tan neutral.
Últimamente el polvo de estrellas cae sobre mis manos y no puedo parar su paso, extraño tenerte a ti ayudándome a sostener aquel polvo, en medio de una fantasía, tu y yo creamos un mundo paralelo a la realidad, tan hermoso, tan estupendo y maravilloso, siempre me pregunto como fue que se cayó de pronto, retumbando con estruendo, cada torre, cada edificio, todos nuestros templos, a tu partida cada cosa cayó y me preguntó de nuevo si alguien te habrá asesinado, ¿será aquella reina del reino prohibido quien te rapto y se comió tu corazón con gran gusto?, si tan solo me hubiera dejado escuchar tu elección...
Quiero escuchar de nuevo tu hermosa voz grave, porque ahora que tiro lágrimas como una nube cargada de agua, no me alegraría mas la vida que escuchar tus agradables frases de razonamiento, ¿que acaso todo fue mentira?, de menos déjame sentirte de nuevo a mi lado, volver a tener como mío ese calor, el de tu corazón, el de tu cuerpo; caminó por las tierras abandonadas por nuestra imaginación, parece un terrible mundo desolado, sin voluntad, miserable, añejado, un lugar completamente lleno de fantásmas del pasado donde solíamos caminar tan tranquilamente, la nube se deshizo y la ilusión se rompió, fue tan difícil encontrar aquella verdad de la que todas  nuestras vidas habíamos huído, fugitivos, hilando nuestras propias vidas a como tuvimos ganas de hacerlo, pero, tú me traicionaste al final del camino, yo no supe nunca porque, sigo sin saber porque, porque yo ya no sé nada de ti, te fuiste, ¿me dejaste?, el cuarto obscuro en el que me quedo encerrada cada noche después de clases me atormenta el espíritu y cada día es igual al anterior, es como si de pronto hubiera muerto, cuando menos me doy cuenta estoy en mi cama suplicando tu regreso, es ir a la escuela, ver caras conocidas, pero nunca haber entablado una buena conversación con ellos, es ir en la calle cruzar y tener la esperanza de toparme contigo, esto es una lenta agonía, que destroza mi interior, que para serte franca ha terminado con toda luz existente para dejar solo una chispa que espera ser encendida con tu tacto y que sea llevada por tus suaves manos, sin embargo, sé que tengo que ire ahora, la hora del baile de máscaras ha terminado y deberé agradecer el tiempo que pasé con ese agradable caballero, que, sin quererlo, me robó el aliento, con solo un baile, solo un  baile...
Sé que regresaste una vez más por mí, pero, ya te había olvidado, encontraste un corazón vacío, con una vida hecha y llena de nuevas metas, sin una pizca de resentimiento, ni remordimiento, ¿será que esta vez habría sido yo quien mordió la manzana envenenada?, ¿seré yo la que esta vez murió?, que horrible destino nos deparó el futuro, tu que te fuiste lejos, raptado, y yo que morí de amor por ti y tuve que renacer como un fénix, morir en llamas de la pasión y renacer en las cenizas de lo que fue el amor, renaciendo tan hermosa, como una rosa, delicada y con intenciones de no abrir su corazón a nadie mas, con espinas, hiriendo a todo el que se me acercaba, sin embargo, apareció a quien yo parecía esperar para olvidar el dolor y la soledad, y, pude escuchar de nuevo el viento cantarme, sentir el calor que un simple foco te puede brindar, volví a sentirme parte de mi.

Ver lo que se paso a través de esta historia, como tuve que partir de tu alma y depegarme de tu pensamiento me hizo respirar un poco más, pero, también me ha hecho reflexionar que quizá te herí en mi intento de libertad, y, me pregunto, será que dimos un paso hacia adelante... o quizá uno atrás?


No lo encuentras?, deberías de buscar por aquí