sábado, 18 de diciembre de 2010

Les Feuilles Mortes

Navidad, tiene la necesidad de crearme dentro, muy dentro de mí ese extraño sentir el cual no estoy acostumbrado en todo el año.


Y realmente no sé si sea por el simple hecho de que queriendo o no pase más tiempo con mí familia o personas cercanas a mí según yo. Pero siempre llevando detrás mío una bomba de tiempo que, seguramente arruinara mi relación con ellos antes de que siquiera llegue a navidad.


Más en este preciso instante, sé casi perfectamente que en cierta forma le tengo rencor al mundo, no porque sea un ermitaño que no vea el "espíritu de la época" ni porque por mí edad no recibiré ningún regalo por parte de mis mayores. Sino por la gente que podría simplemente recortarse un poco de gastos para que el resto del siguiente año no siga cargando de las deudas de este en curso, para las personas que creen que llenando la fachada de su casa con más de tres mil foquitos hechos en china se le olvidara a sus vecinos como realmente se comportaron, para aquellas personas que creen que cortando un árbol que nos da el vital oxigeno se ve mejor muriendo lentamente en la sala de su casa, para aquellas otras que ven como se comete delitos sin fin y como excusa para no actuar repiten que no es su asunto.


Pero, afortunada o desafortunadamente, tropezando por mí vida, me encontré con un refugio, algo o alguien que me hace pensar en cosas que no pensaría normalmente, con algo que hace prevalecer una pequeña llama en mí alma la cual estuvo apagada por un largo tiempo.


Pd; Viendo mi falta de creatividad para esta época, me veo la necesidad de que tal vez, solo tal vez, tenga que aplazar el cuento para el 31 de diciembre, tal vez no le importe a nadie, pero me veo obligado en la necesidad de avisar. 

No lo encuentras?, deberías de buscar por aquí