lunes, 31 de octubre de 2011

Solos...


Tú, sola, eres la fría imagen de el amor.
Tú, sola, eres quien me ha quitado la melancolía del corazón.
Tú, sola, eres el color anaranjado del atardecer, tibio y liviano que roza por mi piel.
Tú, eres infinita, no puedo encontrar un fin en tus reacciones.
Tú, solo, eres mis latidos que conforman todo mi ser.
Tú, solo, eres el sonido que escuchan mis oídos antes del anochecer.
Tú, solo, eres la ventisca de esperanza que me hace creer.
Tú, eres un vicio, eres quien hace que camine cada día al despertar.
Nosotros, solos, somos la fantasía que se desvanece en un amanecer.
Nosotros, solos, escondemos en las comisuras de nuestros labios,
los mordiscos de dolor y las cucharadas grandes de amor que alimentan el alma.
Nosotros, solos somos la misma fantasía diluida en un sueño que espera por ser revelado.
Nosotros somos la rotura de un sistema predestinado, la rotura de un sistema equilibrado.
Tú y yo, solos, somos pequeños pedazos de aire que inflan pulmones y dan vida a quien respira.
Tú, sola, eres un Sol que calienta.
Tú, solo, eres esos ojos negros que son mi perdición, eres uno y mil misterios detrás de una cara seria.
Nosotros, separados, no somos más que energía dispersa en el universo.
Tú y yo, alejados, no somos más que una nube de inmensos sentimientos, pero, alejados, no somos más que un par de buenos amigos que anhelan estar a lado del otro.

No lo encuentras?, deberías de buscar por aquí