lunes, 15 de febrero de 2010

Una palabra mal colocada estropea el más bello pensamiento (parte 2)

Que queda decir, aquí la segunda parte, al menos esta no tengo esa extraña sensación de que le falta algo, por lo menos no por ahora. Ademas debo agregar que si me tarde mas de la semana que prometía fue por causas que no están en mi poder controlarlas bueno tiene mucho que ver la entrada anterior pero en fin.


Parece que bailo solo con la muerte, pareciese que me persigue o en el peor de los casos yo la persigo a ella, de todas formas ronda por estos lugares pero después de todo la necesito puesto que ella ha tocado el clarín y voy directo a la guerra al fin y al cabo ya he perdido lo mas importante. 


Me digo a mi mismo que no hay nada que perder, en cierto momento dude y empezaba a acobardarme, pero en ese instante recordaba lo que ella me decía en momentos difíciles: "no es lo mismo querer morir que no tener nada por lo que  vivir" y parece que no se puede aplicar mejor.


Con este pensamiento invadiendo cada fibra de mi cuerpo me vi obligado a bajar de la camioneta, en ese momento pareciese que el mundo se detuviera y me daba mas que la perfecta oportunidad de crear mi acto, iba a ser un clásico pero para ello necesitaba entrar, por eso, había cogido del estante de mi viejo cuartucho el alambre que había hecho para entrar al vestidor de las chicas en mi juventud, hay que admitirlo nunca fui un santo pero todos me consideraron así.


Al entrar, extrañamente el lugar me pareció conocido, mas no recordé de donde lo era; después de todo que importaba estaba ahí solo para hacer una cosa busque un lugar adecuado para conectar mi taladro nuevo por cierto. Inmediatamente acto seguido fue el colocar esas poleas y alistar la cuerda (por suerte, siempre fui bueno con las herramientas). Con todo lo anterior listo lo último era colocar la escopeta que me confió mi padre, así es, nunca he sido muy creativo pero creo que funcionara. Ahora solo es cuestión de esperar, no mas de unos minutos pero en estos instantes parecen una eternidad; para matar tiempo (que forma mas divertida de decirlo). Me puse a mironear por ahí de todas formas el iba a morir ¿porque no conocer algo de el para mi odio personal? 


Empecé por su cocina, no había mucho que ver y menos que comer sin embargo como cualquier mortal tenia hambre y tuve que improvisar algo cuidando siempre los guantes puesto que no quería ir a la cárcel, al menos no por el momento. Posteriormente pase al baño, deseaba ver si no tenia algo por ahí que me hiciera sentir mejor no obstante la búsqueda no obtuvo resultados. Seguidamente me metí en su cuarto sin encontrar nada muy interesante salvo ese cajón con doble fondo, me pregunto para que alguien quería algo así y en ese instante había algo que atrapo mi vista  totalmente, eran unos papeles demasiado maltratados todos ellos con puntos en forma de lista, mas mi ruso sigue siendo algo malo y bueno lo único que logre entender fue esto:


* Прекращение их единственной надеждой (Algo así como acabar con sus esperanzas) 


En ese instante quede estupefacto, ¿era posible todo ello? o ¿tan solo otro juego de mi mente? Pero hundido en estos problemas existenciales sorpresivamente sentí el augurio que provoca un disparo, esa sensación de que había terminado o en el peor de los casos acababa de comenzar...

No lo encuentras?, deberías de buscar por aquí